Hace unos días recibí un mensaje que quizás nunca hubiera querido recibir y que tampoco jamás pensé ver, sin embargo, anunciaba un noticia que dolería lo suficiente como para entender que todo tiempo es corto y que cualquier abrazo, beso, palabra y mensaje que se deje de dar es totalmente una oportunidad perdida, supe entonces que  Edgar Rodez ya no estaba con nosotros por lo menos en este plano físico y con ello un PADRE de miles había apagado su luz para ahora llenar de colores y sonrisas el cielo. Yo suelo ser una persona fría, no lloro casi nunca y...

Chinese (Simplified)EnglishSpanish